LAPSUS

Cómo le digo a mi sangre
que no es momento de menguar el paso

Cómo le pido a mi vientre
que sea paciente
y no me vierta entera en cada luna,

que mi corazón no puede solo
con esta vida de mujer autosuficiente
así
a marchas forzadas

Cómo gano para mi cuerpo
el salvoconducto
la garantía de libre tránsito
cada día
sin riesgo
de perecer

Cómo le explico el inconveniente
de las métricas
hemáticas           justo ahora
que no estamos para treguas
ni reposos
o descansos

Porque la vida no se detiene
y somos
y estamos
y vamos

vivos

en tanto nos procuramos

—en movimiento—

la vida.