Poéticas sonoras es el conjunto de poemas que se presentan como el ensayo de dos entidades autónomas, la poesía y los sonidos de la improvisación libre, para crear una tercera, que es justamente la poética sonora. No se trata de acompañar al poema con música, sino de potenciar la ensoñación del escucha.

 

Poética sonora #1

El desierto es un silbido

un grano de arena resbalando

sobre el naufragio de nuestras islas

 

el desierto es la noche ahogada

una herida breve en los labios del que camina

 

el desierto es una bala perdida

la confusión del sediento

arrojado a los escombros de una bahía

 

el vuelo es tu voz

una golondrina silenciosa

que nace en la lejanía

 

extensión del brazo invisible

que conquista la libertad ilustrada

en el mapa de los ojos

por nuestros astros

 

caída involuntaria del desarmado

una ciudad estalla

y con ella

nuestras manos

 

 

poética sonora #2

Florece en la materia

que aparece inamovible

Se levanta el gesto

ruta prolongada del aire

que da vida al silencio

 

movimiento extraviado

apenas menos

que el murmullo de un muerto

 

prolífica decantación del soplo

que hace de la tierra

el himno lejano

transformado en reino

 

y

¿qué sabemos del agua

los que miramos la vida

como un cesto de mimbre

demasiado pequeño?

 

La respuesta es la piedra

canto abrillantado de lo que no vemos

denso testigo que cuenta

lo que cae al fondo

en el último grito del tiempo

 

 

 

Poética sonora #3

Despojo intenta el punzo

sombra extraviada de lengua mutables

 

áspera pronunciación del sino deformable

y rasga

taladra

canta

y abre

 

de forma y espina la sangre

caballo sediento

muerto en la carne

hormiga dormida sobre los ojos abiertos de la tarde

araña nodriza serpiente parlante lechuza viva

 

un manto nocturno

para el instante

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Poética sonora #4

Pronuncia deshecho

No frase que evoca

No camino recto

Más bien un vidrio

abriendo caminos en el mar espeso

Sirena endemoniada

que perdió cabellera

a falta de aliento

 

Desbordo un cuello

figura implosiva

de la materia

que va surgiendo

Palpito trueno

un ir que se está despidiendo

 

¿Qué dice la morsa esa con su lengua de metales y fuego?

 

Que no hay silencio

Si antes no aturdimos

las formas del viento

mutando desnudas en el cuerpo

materia quebradiza

que expande su trote

en el efecto de un fondo negro

 

 

 

 

 

Poética sonora #5

Soy el canto nuevo

en el vientre crecido

del tulipán

que aún no es flor

 

precipito el fuego

impulso que alimenta su entraña

con la pausa ilegible

de lo que se anuncia por venir

 

coro reventado en el respiro de sal

y lejano

como la voz del ahogado

que contempla antes de la muerte definitiva

el último grito de sol

un punto en mis labios se condensa

parece niebla pero es temblor

 

agudo compendio de hierba sonora

merluza arrebatada

esqueleto florecido

de lo que en el aire es ficción

 

bestia arañada en el órgano abierto que es voz

 

 

Nancy García Gallegos (Aguascalientes, 1983) es poeta, improvisadora vocal, gestora cultural independiente y estudió la maestría en literatura hispanoamericana en la UG. Actualmente co-dirige Sala Silvestre, un foro cultural independiente dedicado a la impartición de talleres de escritura con enfoque en el desarrollo de procesos creativos con una marcada inclinación deconstructiva, así como de improvisación sonora.