Antes de los méritos

Lleno de méritos, sin embargo, poéticamente habita el hombre (…)

Friedrich Hölderlin

Antes de los méritos están las huellas…

 

Agua de lluvia abrió camino e hizo que se curvara la tierra

cuenca de río arrastró las piedras y las trituró en lechos de arena

lodo con sal y conchas y minerales de cerros y cañones

primeras huellas de animales

primeras sombras de pájaros

primeras plantas y raíces

 

Arbustos y anfibios los primeros habitantes

semillas dispersas sobre valles silvestres

fósiles se convirtieron en caricias de los siglos

 

Antes de los méritos están las huellas…

 

Antes de cualquier división

jugaba el viento sin obstáculos

la brisa era un fantasma en las cuevas

aires de calor susurraban al desierto

vapores gélidos legaron su tacto invernal

 

Eran las otras presencias

antes de la geografía y la palabra

antes de que se nombrara lo que no tenía nombre

y se separara lo que no tenía división

 

Porque no había naciones sino relieves

no había países sino texturas

no había capitales

ni provincias

ni trazos

 

La vida era un gran puente a las estrellas

silbidos de nubes

ramas secas

sinfonía de latidos repitiendo su ciclos

 

Antes de los méritos están las huellas…

 

Las primeras hojas crujen en un amanecer hace milenios

los arroyos chapotean movimientos azules

ocres

verdes

naranjas

juegos de respiración nutren pulmones elementales

pequeños huracanes químicos despiertan

cuando la molécula enlaza su ecuación amorosa

y las energías revuelven su galope suave

y los lugares llaman desde otra lengua

que no es nuestra lengua como tal

 

¿Qué se oye cuando el mundo se calla

y la Tierra es una orquesta que nos estremece?

 

Antes de los méritos están las huellas…

 

Tierra

territorio

reino

nuevo mundo

nación

nombres superpuestos encima de algo innombrable

el paisaje se expande

se rebela a sus interpretaciones

 

Aquello que llamamos “nuestro”:

un capricho de posesión

nuestras ficciones son nudos que sujetan el dominio

olvidamos lo que es tener sin poseer

querer sin estrujar

tocar sin destruir

y ahora se aspira a poseerlo todo

devorarlo todo

separarlo todo

pero el ambiente vibra desde los poros y anuncia:

Antes de los méritos están las huellas…

 

Pasaron siglos hasta llegar al humano

haciendo huecos entre lo que nos une y nos separa

pintando rocas

bordando canastas

o con montones de semillas decorando su muerte

 

Después se impuso el hierro

la religión

la pólvora

los mapas

sangre y violencia demarcaron los primeras heridas

 

Pero como eco murmurante que asciende de la tierra

aún se percibe un enigma

el impulso de su clamor subterráneo:

Antes de los méritos están las huellas…

 

Antes de los méritos están las huellas…

 

En esas huellas habita lo que somos.

 

 

Jhonnatan Curiel (Tijuana, 1986) es poeta, gestor cultural e investigador de estudios sociales. Ha publicado 7 libros de poesía, el último título es Prisma (2.0.1.3. editorial), reeditado en 2014 por Observatorio Editorial Tijuana. De 2017 a 2018 fue beneficiario del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) que otorga el estado de Baja California, México con el proyecto de libro “Serpiente y Escaleras”. Es candidato a doctor en el programa de doctorado en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud en Manizales, Colombia. Escribe en www.jhonnatancuriel.blogspot.com