¿Cómo detectar las Fake News?

Diana Denisse Merchant

diana.merchant@uabc.edu.mx

 

 

Cómo si fueran un vocablo novedoso o una combinación de acciones exclusivas de las redes sociales, las Fake News se han apoderado de las pantallas e instalado en la cabeza de millones de personas alrededor del mundo. Open Data Security (2018) asegura que el diccionario de la lengua inglesa Collins designó a la palabra Fake News como palabra del año pues en 2016 aumentó un 365% su uso.

 

 

Las Fake News o noticias falsas aparecieron a principios del siglo XVII con el nacimiento de la prensa. Se publicaron  de manera oportuna e intencional en periódicos, luego en revistas y tres siglos después en noticieros de radio y televisión. Ahora, instalados en la era de la información (Castells, 1997) el concepto de noticia falsa se ha popularizado y sus contenidos se viralizan principalmente porque el contexto tecnológico en el que estamos insertos brinda mayores herramientas para la producción y distribución de mensajes de todo tipo; así como herramientas para la detección de las noticias falsas al momento de su consumo.

 

Además del desarrollo del contexto tecnológico que permiten la vida de las noticias falsas existen otros elementos característicos de la posmodernidad que las fortalecen: la baja credibilidad en las instituciones, entre ellas los medios de comunicación tradicionales,en los partidos políticos, en el Estado-nación-benefactor, en el matrimonio, entre otras instituciones instauradas en la modernidad.

 

 

¿Qué son las Fake News?

 

Periódicos y cadenas de radio y televisión importantes a nivel mundial -Vice, CNN, Newsweek, New York Times, etc- ya han caracterizado a las Fake News. Tomando esas características como punto de partida y observando de cerca a estas noticias se puede plantear que  están ligadas a la producción, circulación y consumo de información manipulada, inexistente o sesgada.

 

La información manipulada se caracteriza por la alteración de diversos elementos informativos, es decir, hay datos reales pero organizados en una lógica específica que tiende a minimizar u opacar los datos importantes y a destacar-enaltecer los datos no tan relevantes con el objetivo de maquillar, desmontar una realidad o generar una tendencia temática en la opinión pública.

 

También la información se vuelve sesgada cuando se omiten datos relevantes y se seleccionan ciertas fuentes de manera intencional para dibujar una sola dimensión de la realidad. Finalmente, la información inexistente que aparece algunas noticias se trata de información falsa: que no existe en la realidad y que se produce para generar emociones, sentimientos y tendencias en las personas. La producción de la información falsa conlleva procesos de mayor elaboración como montajes audiovisuales finos que son difíciles de detectar a simple vista y que conllevan detrás todo un despliegue de herramientas tecnológicas contemporáneas que permiten darle movimiento a las fotos, editar un discurso sacando las ideas, palabras y frases de contexto para crear otro nuevo, borrar o colocar elementos en un discurso audiovisual.

 

 

¿Qué hay detrás de las Fake News?

 

Detrás de las Fake News hay intereses de los grupos de poder. Estos son grupos de personas que ostentan poder económico-político y lo utilizan para mover estructuras sociales siempre con el objetivo de cuidar sus intereses personales, familiares o grupales. Los grupos de poder o con poder pueden ser los grupos de empresarios, políticos y funcionarios públicos, pero también los medios de comunicación: televisoras, cadenas de radio, empresas periodísticas, facebook y youtube. Estos actores conocen a profundidad el poder cultural, simbólico ( Thompson, 1998) que construyen los medios de comunicación y los social media en las mentes de las audiencias a partir de mensajes dirigidos de manera segmentada.

 

El poder cultural funciona de la siguiente manera: los mensajes emitidos por los social media construyen realidades, crea ideas, juicios de valor, constituye representaciones y con todo ello instala verdades (Foucault, 1979) que se convierten en el “deber ser” que rige la vida de las personas.

 

Así, cuando hay que instalar en la opinión pública verdades sobre algún político, alguna idea a medias que genere reacciones de odio, rabia, compasión, ternura, tristeza se utiliza el recurso Fake News, pues para los grupos de poder las audiencias son masas abultadas, acríticas que no cuestionan ni investigan, que sólo dan like, me encanta, me entristece.  En síntesis, que nuestra acción social se reduce al click and share.

 

 

Alimentar la post verdad

 

Investigadores mexicanos como Raúl Trejo Delarbre (2016) relacionan las Fake News con el fenómeno de la post verdad. Delarbre plantea que la post verdad es el fenómeno de  la  “proliferación de versiones falsas que  terminan por imperar en las creencias de sectores importantes de la sociedad”. ¿Qué significa esto? Que basamos nuestras creencias en información falsa, que genera un conocimiento falso de la realidad, ocasionandonos así un alejamiento de la objetividad -entendiendo a ésta como lo que sucede fuera de nosotros mismos. Bajo estos términos se instalan en nuestra mente las mentiras como verdades del mundo, del universo, de la vida; y éstas se materializan como discursos cuando las compartimos, las discutimos y las reproducimos con otros.

 

 

¿Cómo detectar noticias falsas?

 

Al igual que medios de comunicación reconocidos han caracterizado los tipos de Fake News que circulan en las redes sociales, también han emitido una serie de recomendaciones para detectar estas noticias. Se pueden condensar en los siguientes puntos:

 

  1. Evitar compartir las noticias sin leerlas. En muchas ocasiones las personas leen el título de las noticias y eso  es suficiente para compartirla con sus contactos de Facebook. Muchas de las noticias que las personas comparten en las redes sociales tienen una disociación entre el título y el cuerpo de la nota;o bien la ¨catástrofe¨ anunciada desde el título es totalmente falsa.

 

  1. Verificar la fuente de las noticias. Al dar click se debe revisar si el medio de comunicación en el que se publica la noticia es confiable ¿Cómo revisamos esto? si tiene algún vínculo con una página de internet, si tiene una dirección física, si tiene un directorio o más información que se pueda compartir. Después revisar quién es la fuente de la noticia las audiencias deben preguntarse ¿ quién lo dice? ¿para qué lo dice? ¿qué intereses puede haber detrás de esta información?

 

  1. Muchas de las Fake News se presentan como informaciones novedosas, exclusivas, super interesantes, de lo que “ todo mundo habla”. Estas características son de las que las audiencias deben desconfiar  y revisar si hay algún otro medio que hable de ello. Si ningún otro medio lo ha publicado, si al menos tres portales no lo han publicado, significa que la noticia es falsa.

 

  1. Los pastiches de información, es decir, información tomada de diversas fuentes y editada para conformar noticia son una manipulación informativa y es probable que sea falsa.

 

  1. Las Fake News en general están mal redactadas, sin sintaxis clara, con faltas de ortografía, errores de dedo; además el tono de la información no se acerca a lo que un medio serio pudiera publicar. Esta última característica la podemos notar en el uso de las palabras.

 

  1. Las Fake News están escritas con adjetivos, más que con datos objetivos pues su finalidad es crear una tendencia.

 

  1. Si la noticia contiene fotos la audiencia puede preguntarse ¿hay elementos extraños en las fotos?

 

 

El poder de las audiencias

 

Ya desde 1980 Stuart Hall, quien fue director del Centre of Contemporary Cultural Studies en la Universidad de Birmingham a finales de 1968 y hasta el 1979 hablaba de las lecturas que hacen las audiencias de los contenidos. Hall planteó que cuando tenemos un mensaje hacemos tres lecturas distintas: La dominante/preferencial, la negociada y la oposicional.

 

La lectura preferente se caracteriza por una aceptación del receptor  de la ideología-signos-códigos dominantes al leer el mensaje, es decir, preferentemente el receptor decodifica los códigos de la manera en los emisores esperan que sean decodificados.

 

La lectura negociada varía respecto a la lectura preferente en que son decodificados solamente algunos códigos o signos de la ideología dominante. Las audiencias que han identificado sólo algunos elementos dominantes además le añaden sus propios significados al mensaje. La audiencia decodifica el mensaje de acuerdo a sus experiencias, historias, creencias y valores, es decir, su propio conocimiento media la decodificación del mensaje, pero dentro de los marcos dominantes.

 

Finalmente, Hall plantea que existe también una lectura oposicional que se caracteriza por la existencia de una consciencia del receptor. En estas lecturas los mensajes a los que se exponen las audiencias contienen elementos de una ideología dominante pero son rechazados por éstas.

 

Intentemos hacer lecturas oposicionales con las Fake News y decidamos no creerles, no compartirlas y des-mentirlas cuando las descubramos. El poder de las audiencias surge cuando éstas identifican y desmontan a las Fake News. Al verificarlas dejamos de reproducirlas y ganamos la batalla a los que creen que somos click and share o masas que no piensan, ni actúan.

 

Bibliografía

Castells, M. 1996,  La era de la información: Economía, sociedad y cultura Vol. I La sociedad en red, Madrid: Alianza Editorial.

Delarbre, R. (2016, Noviembre, 21). Con ustedes, la posverdad. En Crónica  http://www.cronica.com.mx/notas/2016/996733.html. Consultado el 25 de abril de 2018.

Foucault, M. 1979,  Microfísica del poder. Madrid: Las Ediciones de La Piqueta.

Hall, S. 1980, Codificar/decodificar. En Culture, Media,Language. Working Papers in Cultural Studies, 1972-79. Londres, Routledge & The CCCS University of Birmingham, 1996. Traducción de Alejandra García Vargas. Material de uso interno de la cátedra de Sociología de la Comunicación, Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Jujuy.

Arana, M. ( 2018, Febrero, 21) Cómo detectar fake news. En Open Data Security https://opendatasecurity.io/es/como-detectar-fake-news-o-noticias-falsas/. Consultado el 25 de abril de 2018.

Thompson, J. 1998,  Los media y la modernidad. Una teoría de los medios de comunicación,  Barcelona, Paidós.