Necesarios rodeos

 

Por Eva Castañeda

 

Algunas ideas deberían gastarse como se gastan los zapatos, las leyes, los monumentos.

 

1.- El peso de la soledad en un cuerpo enorme que se ha quedado solo por ser enorme.

2.- La variación del clima y su impacto sobre un alma enfermiza.

3.- Mi vecina es la mejor cantante de karaoke de la colonia.

4.- Casi nadie usa los separadores de libros, se prefiere doblar las hojas.

5.- La consideración no existe en este país

 

[Solo digresiones]

 

La ausencia de sueño es un síntoma de inquietud, vivir sin hallazgo, sin los nombres de los arboles que adornan el camellón, sin la idea de que hay algo que alumbra de un modo diferente, sin ser luz de neón, sin ser un foquito que se enciende después de las 9 de la noche.

Hay algo que silencia y desinencia.

Lo vi cuando llegué sin prisa y mi vena de la frente se deshinchó,

me estacioné sin nervios amarillos, sin la bilis que supuro con la prisa. Me cuento una historia de mi paso por la calle a la hora en que salimos a enredar el aire con nuestra tullidez. Me tomo un refresco y miro bien, siempre algo se nos escapa.

 

Me dan risa los que creen que lo han visto todo, ignoran el color de las hormigas y el canto de la mosca.

 

[sólo digresiones]

 

No suenan por dentro, chocan con el viento,

ni una hoja se mueve.